Fragmento de «Hebdómeros»

Hebdómeros es incomparable en su aliento y belleza. Hoy tiene toda la inquietante extrañeza que tuvo en el primer momento, una experiencia de lectura que desafía la atención, entre la alucinación y la amnesia, modelo de libertad, de rara elegancia, de triunfo donde casi todos fracasan: en el uso literario del material onírico (tal vez porque aquí los sueños pasan a través de la imagen creada por una vigilante conciencia pictórica). Página tras página vemos pasar como en un cine sin reglas paisajes transitados por guerreros antiguos, interiores burgueses, cacerías, naufragios, cafés de artistas y poetas, espacios y tiempos desplazándose unos en otros mediante la simple magia de una escritura límpida.

Continuar leyendo Fragmento de «Hebdómeros»

Tres poemas de Cecilia Pavón

Amo esta poesía salvaje, desafiante, que nos amenaza hasta la tentación. No hay nada aburrido en el mundo, a gran velocidad todo se vuelve atractivo y absurdo. Este libro tiene el efecto de una droga apocalíptica.

Continuar leyendo Tres poemas de Cecilia Pavón

Tres poemas de Mariano Blatt

Francisco Garamona profetiza: "Los poemas de Mariano Blatt algún día se darán en las escuelas, y niñas y niños de todas las edades los sabrán de memoria". Para que aquel tiempo no nos sorprenda a oscuras, tres poemas suyos.

Continuar leyendo Tres poemas de Mariano Blatt

Vidas para leerlas

Escribir es, entre otras cosas, manifestar. Poner en evidencia, sobre el tapete, sacar a la luz, eso que no estaba. O que estaba, que había estado ahí, desde siempre, pero nunca había sido visto, escuchado. Sobre todo escuchado. Correr el velo, entonces, para revelar esa vida abandonada, dejada de lado por la mirada distraída del mundo.

Continuar leyendo Vidas para leerlas

De Vidas epifánicas, «Clarice Lispector. En mi comienzo está mi fin»

¿Se puede tenerlo todo y no ser feliz? Ahí estaba yo, otra vez levantando la voz, sin miedo a congregar a las tropas del mal. O lo más parecido a proponer un tema muy general para encaminar la conversación (que venía muy bien, con alto contenido crítico) hacia un terreno de nimiedades. Por eso pregunté: “¿Se puede tenerlo todo y no ser feliz?”.

Continuar leyendo De Vidas epifánicas, «Clarice Lispector. En mi comienzo está mi fin»